El liderazgo centra la atención del management

Que el Liderazgo es un tema de máximo interés para la empresa y en particular para los profesionales de RRHH no es ningún secreto. Pero que siga siendo el mayor centro de atención incluso en eventos como null, donde se tocan otras muchas áreas y funciones estratégicas, sí es noticia. La primera jornada de dicho evento concentró algunas de las ponencias previstas sobre Liderazgo, desde las más genuinas como “Mourinho vs Guardiola: retrato y análisis de dos líderes del deporte aplicados al mundo de la empresa”, hasta las más de actualidad, como “Liderazgo 2.0: procesos de influencia a través de la red”, pasando por otras más relacionadas con el área comercial, veáse “Liderazgo de clientes y personas”, o las restrospectivas, como “El Liderazgo a través de la Historia”.

En todas ellas se recordó que es una materia relativamente nueva; no hay que olvidar que se empieza a estudiar el liderazgo aplicado a la gestión de personas en los años 50, después de la II Guerra Mundial, casi al mismo tiempo que nace el concepto moderno de Recursos Humanos. Pero en todo este tiempo se ha avanzado enormemente en la conceptualización de un término que se renueva cada día.

La última vuelta de tuerca, la dio de nuevo en este foro Daniel Goleman, que ha pasado de hablar de inteligencia emocional y social a inteligencia ecológica. Así, recordó que “la diferencia entre un buen y un mal jefe son las capacidades personales, la inteligencia emocional” y que esta “intensifica el resultado de las capacidades técnicas y cognitivas” del individuo para después definir el marco de referencia de las mismas: el nacimiento de la autoconciencia para pasar a la autogestión; y el nacimiento de la conciencia social para llegar a la gestión de las relaciones. Por todo ello, el papel de los líderes hoy es, para Goleman, “conseguir que la gente esté en el estado de fluidez cerebral y convertirse en el centro de la emoción”. Es particularmente importante en los llamados líderes visionarios, desarrolladores, afiliativos y democráticos, cuatro paradigmas que en su combinación definen al líder del futuro.

No muy lejos de Goleman, otro gurú de los RRHH aunque español, Juan Carlos Cubeiro, deleitaba a los presentes con su visión del liderazgo, explicada al hilo de la null, y algunos símiles más en torno al fútbol como escenario para la definición y gestión de los RRHH. Por ese motivo hubo espacio para hablar del talento a través del modelo desarrollado por la selección española y que explica parte de su éxito reciente. Así, Cubeiro explicaba junto a la coautora de su último libro, Leonor Gallardo, que el modelo de la Roja se basa en definir, energizar, equilibrar, enfocar, sinergizar, fidelizar y atemperar el talento. Pero ¿qué tiene que ver el líder en todo esto? Pues mucho, porque es quien debe atraer, fidelizar, desarrollar y rentabilizar ese talento. Prueba de ello es que “un 90% de lo que aprendemos lo aprendemos de nuestros jefes” y “un 60% de la productividad depende directamente de la calidad directiva“, según Cubeiro.

De la comparación Mourinho-Guardiola, ambos autores concluyen que sus cualidades comunes pueden resumirse en: saber mandar y decidir; tener autoridad moral y credibilidad; saber escuchar con atención; mantener siempre la serenidad; contar con una importante dosis de humanidad; anticipar el éxito como sugestión para lograrlo; prescindir de tóxicos, “hay un 10-15% de psicópatas en las empresas, directivos sin emociones” citaba Cubeiro; poner el foco en el cliente, es decir con prácticas como entrenar del mismo modo en que vas a jugar; canalizar las emociones y ser ecuánime. Y en conclusión, una sentencia que cerró la charla: “Una persona que lidera sólo hace 3 cosas: marcar la pauta, hacer equipo y motivar“.

null (Expomanagement 2011)

Consulte citas textuales de ExpoManagement 2011 en: @educatraining y los hashtag #ExpoM y #expomanagement.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *