El reto de vender la formación internamente (y II)

Como decíamos la semana pasada, al hablar sobre formación con responsables de Recursos Humanos de las empresas, es frecuente observar que estos son receptivos, pero no encuentran la forma de vencer las  resistencias internas a la implantación de programas formativos en su organización. Una de las formas de salvar este escollo es, como decíamos, analizar la situación de la empresa, detectar carencias y servirse de formación para suplirlas. Hacer ver a todos, en la empresa, que la formación puede ayudar a mejorar procesos, ahorrar tiempo e incrementar la rentabilidad, es, sin duda, un argumento de peso. Pero existen otros.

Los resultados de la formación pueden medirse, como explicábamos anteriormente, en términos de ahorro y rentabilidad. Pero aún hay más ¿qué ocurriría si el coste económico inicial de la formación ya fuera nulo, o muy reducido? Es la puerta que abre la formación tramitada a través de la fundación tripartita.

A través de empresas homologadas por la fundación tripartita como Educa-training, es posible canjear los créditos de formación que se pagan en nómina a los trabajadores entre los conceptos que incluye la partida para la Seguridad Social. Es un pago obligatorio, y por lo tanto, de la empresa depende compensarlos con formación real, o “perderlo” al no utilizar esos créditos. Utilizar los créditos del pago a la Seguridad Social en formación permite reducir el coste económico de la misma sustancialmente, llegando, en algunos casos a paliarlo por completo.

Si, como comentábamos anteriormente, la formación, bien encauzada, es siempre una inversión rentable, contar con la posibilidad de reducir su coste a cero la convierte en un beneficio al 100%.

Finalmente, siempre habrá quien opine que también existe un coste en horas. Es evidente que la formación requiere dedicar tiempo, que se detrae del tiempo de trabajo, pero si se ha realizado un análisis correcto de necesidades y se han enfocado adecuadamente las soluciones formativas, estas revertirán con creces el tiempo invertido ya que permitirán optimizar el tiempo de dedicación a cada tarea, en el corto y medio plazo.

Y dicho todo esto, ¿Son necesarios más argumentos para iniciar formación?

Tags: , ,

No hay comentarios aún

Publicar un comentario