¿Son innovadores los Recursos Humanos?

Si en la primera jornada de expomanagement 2011 el liderazgo tuvo el mayor protagonismo, su segunda parte fue una nueva amalgama de temáticas en la que sería difícil destacar alguna. Ahora bien, por el propio objetivo de este evento y dado que es el transfondo de todas sus ponencias, nos pareció interesante poner el foco en el tema de la innovación y el cambio. De entre todas las exposiciones del día, destacó en ese sentido la titulada “5 principios para generar una nueva forma de gestión”, presentada por Antoni Flores, premio empresario 2009 y autor de “La actitud innovadora“, especialmente aplicable al coaching, pero también a la gestión de recursos humanos.

El punto de partida de su reflexión es la pregunta ¿por qué es importante la innovación? y su desarrollo se centra en otra inquisitiva cuestión ¿eres un iniciador de cosas o un ejecutor? Responder a la primera es relativamente fácil dados los tiempos que corren: en un contexto cambiante y veloz, en el que impera la novedad como objetivo “tenemos que inventar constantemente formas nuevas de satisfacer necesidades eternas”. Pero además, vivimos una crisis del concepto de valor: hasta el momento predominaba una interpretación terrenal del valor, sea este considerado como real (lo que de verdad vale algo) u ofertado (lo que el vendedor dice que vale su producto); sin embargo ahora ha ganado el concepto de valor percibido, es decir, definido por el conjunto de intangibles que genera (opiniones, emociones, etc). No es necesario añadir que es una línea básica a seguir para entender cómo innovar en el contexto actual.

Pero ¿quién innova y cómo lo hace? Es en sí misma una respuesta a la segunda pregunta planteada y que tiene relación con el tipo de persona que somos: emprendedores o resilentes, innovadores o conservadores … se impone la necesidad de definirse, para saber qué papel jugaremos en el contexto de cambio descrito: o somos personas a las que nos gusta iniciar cosas, tareas, etc, o somos de las que prefieren ejecutarlas. No se puede ser de ambas, es necesario definirse, según Flores, simplemente porque gracias a eso podremos buscar un complemento en quienes sean diferentes a nosotros en ese sentido.

La conclusión es que si es necesario innovar, y lo es, debemos buscar o ser personas innovadoras, que nos ayuden en la gestión del cambio y de los imprevistos; para encontrarlos deberemos fijarnos en su actitud ya que, como explica Antoni Flores “la innovación es una actitud“, o esforzarnos en adopatarla. ¿Y cómo reconocerla o llegar a ella? De acuerdo a los 5 principios, a su vez actitudes, que definen la innovación y son el cogollo del discurso de este empresario.

“Las oportunidades están en lo desconocido y en un mundo de cambios constantes, hay que habituarse a vivir en la incomodidad y gestionar la incertidumbre”, he ahí la primera pauta. Puesto que cada conquista nos muestra la siguiente y el conocimiento genera necesidad de un nuevo conocimiento, hay que “estar siempre en el punto de partida”, segunda pauta. Filtrar el conocimiento con nuestro propio desconocimiento, buscando lo nuevo y aprendiendo desde la ignorancia ya que “la uniformidad del conocimiento anula la excelencia”, tercera.  Convertirse en aplicadores de este conocimiento se revela clave y debe hacerse desde una mentalidad transversal, aplicándolo a lo que sea pertinente, cuarta. Y finalmente, potenciar el conocimiento nuevo colaborando, relacionándonos y relacionándolo, de forma que entre todos se pueda crear un ecosistema útil a la innovación.

Y ahora, visto todo esto, nos surge la pregunta ¿son eventos como Expomanagement innovadores si se observan desde estos puntos de vista? ¿y los Recursos Humanos? Quizás esto de para unas cuantas ponencias más …

null (Expomanagement 2011)

Consulte citas textuales de ExpoManagement 2011 en: @educatraining y los hashtag #ExpoM y #expomanagement.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *