Libros de management: cómo sacarles el máximo provecho

Cuando quedan apenas dos semanas para la celebración del día del libro (23 de abril) y las empresas editoriales se aprestan a anunciar a bombo y platillo sus novedades, nos surgen algunas dudas sobre la utilidad o efectividad de los llamados “libros prácticos” o de auto-ayuda, especialmente los que se refieren al management y sobre todo, cómo sacarles el mayor provecho.


A menudo, se trata de libros con títulos llamativos y enfoques originales pero su contenido no siempre responde a la expectativa que intentan crear. Entre los motivos que causan este desajuste en algunos de esos libros habría que valorar varias posibilidades: que el contenido ofrecido sea fácilmente entendible pero demasiado superficial y por lo tanto aporte poco valor añadido;  que por el contrario sea farragoso y técnico, por lo que resulte incomprensible para los no entendidos en el tema tratado; que el lector no esté dispuesto a asumir el esfuerzo que supone realizar los cambios propuestos por el autor; o simplemente, que su aplicación sea, por un motivo u otro, difícil o directamente imposible.

Sea como fuere, lo cierto es que de casi todos se pueden sacar buenas ideas, propuestas de cambio interesantes y sobre todo visiones y perspectivas múltiples, útiles para encontrar soluciones nuevas a los problemas tradicionales que plantea la gestión.  La conclusión es que prácticamente no existe un mal libro sobre gestión, sino libros que requieren un mayor o menor esfuerzo intelectual y una mayor o menor disposición a aplicar sus teorías.

Aprender de estos libros, al igual que ocurre con cualquier proceso de formación, requiere de la implicación del lector o alumno. De nada sirve empaparse brevemente de teoría, si después dejamos la lección aparcada en la biblioteca. Por una parte, y dada la avalancha de información que recibimos a diario, olvidaremos rápidamente lo aprendido. Y por otra, no exprimiremos todos los recursos que el libro pone a nuestro alcance.

Para dar el mejor uso a la literatura de management conviene tomársela como lo hacemos al estudiar o al formarnos en alguna disciplina. Por lo tanto, deberíamos aplicarle una metodología más cercana al estudio que a la lectura de placer, aunque también lo sea. De hecho, muchos de estos libros están estructurados de modo que podamos leerlos de esta forma, con lo cual facilitan la tarea.

Aún así, citemos 5 recomendaciones para sacarles el mayor partido:

  • Haga una primera lectura rápida del volumen; en el caso de los libros de “auto-ayuda” o “make it yourself” será fácil dado que no suelen tener una paginación excesiva;
  • En una segunda lectura tómeselo con más calma y subraye o apunte aparte los fragmentos donde se citan las ideas claves;
  • Si el texto es complejo esboce aparte algunos esquemas para centrar las ideas;
  • Tras cada capítulo trate de resumir en 4 o 5 puntos las ideas principales; apunte junto a cada idea a qué aspecto real de su trabajo o su empresa se podría aplicar;
  • Finalmente resuma en varios puntos (no más de 12) las ideas principales del libro y su aplicación real; apúntelo en una notita y consérvela en la solapa interior del libro, podrá acudir a ella cuando lo necesite y resolver sus dudas de un vistazo rápido.

Como puede verse, sacar provecho a un libro sobre gestión puede requerir algo más de esfuerzo que la lectura simple pero este empeño y la voluntad de aprender harán que demos mayor rendimiento a cada una de nuestras lecturas. Dicho esto, ya sólo queda encontrar esos libros que tanto nos pueden ayudar, pero esto lo reservaremos para otro post.

(continuar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *