Más formación para optimizar el tiempo de trabajo

formación, elearning, blended learningEsta semana se celebra en Madrid el VII Congreso Nacional para la Racionalización de los horarios españoles, en el que, un año más, se discute sobre las razones por las que España es uno de los países de la eurozona en el que más horas se trabajan y, sin embargo, no se sitúa entre los más productivos del continente.  No en vano, este Congreso lleva como lema  “Horarios, flexibilidad y productividad”, que es, a fin de cuentas, el fondo de toda la cuestión.

Y es que, llegar a tener horarios racionales, que permitan la conciliación de vida laboral, personal y familiar, se conseguirá, en primer lugar, demostrando que la producción no siempre depende del tiempo que se invierte en el trabajo, sino, a menudo, de que este se aproveche. Una vez demostrada esta máxima, será más fácil convencer a directivos y empresarios de que 35 o 40 horas semanales, bien administradas, son más que suficientes para el desarrollo competente, y competitivo, de la actividad profesional.

Para eso, sin embargo, será necesario avanzar, por una parte, en la concienciación de quienes dirigen las empresas, y, por otra de quienes trabajan bajo su dirección. En todo ello, es clave la formación. Gracias a una formación adecuada, puede ayudarse a los profesionales a optimizar su tiempo de trabajo, sea cual sea su sector o su área de actividad. Si esta formación se imparte no sólo al staff, sino también en niveles directivos, se obtendrá un resultado doble: mayor rentabilidad y productividad, y mayor concienciación de todos, de la necesidad, por una parte, de ser más eficientes, y por otra, de contar con más horas al día para reponer fuerzas y dedicar tiempo a otras actividades no profesionales.

En ese sentido, cabe recordar que, pese a la opinión de muchos directivos, el tiempo que se dedica al ocio, la familia y el cuidado personal, no es improductivo sino todo lo contrario. En la medida en que los profesionales tengan tiempo para cubrir sus necesidades personales y familiares, podrán dedicar su jornada laboral a trabajar, y no a solucionar los distintos problemas que les genera tener horarios irracionales.

Dedicar el tiempo y espacio que requiere cada parcela vital, mejora la propia vida, y todo lo que de ella derive, incluído el trabajo. Prepararse y formarse para ello, es sólo el primer paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *