Podemos, sólo hay que creerlo

Cuando las cosas no van bien, tenemos dos caminos: claudicar pensando que nada podemos hacer, esperando que otros vengan a rescatarnos; o rebelarnos contra las circunstancias interiorizando todo nuestro potencial y sacándolo hacia afuera para guiar nuestro destino. En momentos de crisis económica como la actual, son muchos los que, tras mucho luchar, acaban tirando la toalla, desesperados. Sin embargo, la Historia y la propia vida, han demostrado una y otra vez que el ser humano tiene capacidad para levantarse tras cada caída y superarse alcanzando finalmente sus objetivos.

De la misma forma, en la empresa, sigue siendo clave contar con líderes que motiven a sus equipos, personas capaces de superar el pesimismo circundante para insuflar energía y visión a los demás. No aceptar un no como respuesta, descartar la palabra imposible de nuestro vocabulario, ver más allá del día a día, soñar despiertos y caminar en firme, con la cabeza siempre alta.

Podemos superar cualquier barrera, podemos sobreponernos a cualquier caída.

No son palabras vanas: podemos.

Sólo hay que creerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *