Tag : e-learning

5 razones por las que Internet ha revolucionado la formación

A nadie se le escapa que la irrupción de internet a finales de los 90 ha supuesto en vuelco en las formas de proceder y no pocos cambios en multitud de sectores. Sin duda, uno de los más beneficiados por la tecnología ha sido el área de la formación, que ha encontrado en la red de redes un instrumento ágil y de gran potencial para distribuir, compartir e impartir conocimientos. Pero ¿cuáles han sido las claves de este cambio? ¿qué ha hecho que internet haya revolucionado la formación? Coincidiendo con la efeméride anual del día de internet, resumimos lo que, a nuestro modo de ver, son las 5 razones por las que internet ha revolucionado la formación:

  • Disponibilidad total: si hasta ahora la formación pasaba obligatoriamente por fijar horario y lugar para impartirse, hoy, el e-learning permite escapar a toda restricción física, posibilitando su desarrollo a cualquier hora, cualquier día y desde, o hacia, cualquier lugar del mundo. Esta flexibilidad ha abierto la formación a profesionales que, hasta ahora, por falta de tiempo o de disponibilidad física, no podían acceder a ella. Por ende, se ha convertido en un aliado de la conciliación y por lo tanto, un instrumento más de motivación y de retención del talento: los profesionales ha acogido con satisfacción la posibilidad de seguir formándose durante toda su carrera sin que eso suponga grandes sacrificios de tiempo, tanto para su jornada laboral, como para su espacio personal o familiar.
  • Acceso total al conocimiento: internet es una fuente inagotable de recursos e información, algo impensable hace solo 20 años, cuando todo pasaba por consultas físicas en archivos y bibliotecas. Hoy, cualquiera, desde cualquier lugar, puede acceder a todo el conocimiento, facilitándose su flujo, transmisión y asimilación.
  • Comunicación e interacción: los medios online han facilitado enormemente la comunicación entre formadores y alumnos, así como entre los propios formadores y entre los propios alumnos. De esta forma la interacción ya no depende de la presencia física sino de la voluntad de diálogo e intercambio. Internet es ágil, rápido y finalmente, permite el contacto “one to one”, la personalización de la formación. Más allá de todo lo anterior, el elearning ha transformado el modo en que se relacionan profesores y alumnos, ampliando sus posibilidades de aprendizaje.
  • Ahorro de costes: por obvio, también debería ahorrarnos palabras, y así es. Sin necesidad de desplazamiento, de reservar espacios, ni de ofrecer medios físicos para su realización, la formación online o elearning es un ahorro para formadores, empresas de formación y alumnos o clientes respecto al método presencial.
  • Aprendizaje continuo y global: la formación online no finaliza en un texto, ni en una sesión o un programa. Gracias a internet, es posible ampliarla, volver sobre ella y reforzarla. El mito de la formación continua se hace real y presente en la red de redes, que además permite el acceso a fuentes de cualquier punto del planeta, de forma ágil y rápida.

Conseguir que esta transformación no se quede sobre el papel, o mejor dicho, sobre la pantalla, ha exigido por parte de las empresas de formación un esfuerzo continuado para adaptar las metodologías y hacerlas efectivas. De esta forma, se ha visto que ni todo lo nuevo es lo mejor, ni todo lo anterior es malo y en estos momentos impera la idea de que se optimiza el elearning con momentos de presencia física, lo que ha devenido en el llamado blended learning. Sin duda, la combinación de online y offline es mejor que optar sólo por una modalidad, pero, y hoy es el día para recordarlo, ¡no sería posible sin internet!