Tag : empatia

post image

¿Por qué te deberían contratar? – RESALTA TUS HABILIDADES

¿Por qué  te deberían contratar? A partir de esta pregunta en una entrevista de trabajo hemos empezado a ponernos nerviosos, no sabemos muy bien cómo responder a esta pregunta si debemos explicarle nuestra formación, nuestra experiencia, etc. Sabemos que queremos diferenciarnos del resto de candidatos pero ¿cómo lo hacemos?

Suele ser un error frecuente entre los trabajadores o los aspirantes a un puesto en enfocarse o sólo resaltar los conocimientos técnicos y experiencia profesional olvidándonos de nuestras habilidades personales y sociales que, al fin y al cabo, es aquello que nos hace únicos, que nos da valor añadido. Estas habilidades son las que nos definen y nos pueden dar oportunidades o quitárnoslas en un momento clave de la entrevista final. Algunas de las más importantes son: motivación, auto conocimiento, adaptabilidad, iniciativa personal, autonomía, creatividad, etc.

¿CUÁLES SON LAS COMPETENCIAS MÁS DEMANDADAS?

Dentro de todo el abanico de habilidades, las que con mayor frecuencia nos encontramos en las ofertas de empleo son:

FLEXIBILIDAD

Tener una mente abierta y estar predispuesto a adaptarse a cambios y situaciones inesperadas.

COMUNICACIÓN EFECTIVA

En la que se incluye convencer, escuchar, persuadir, exponer las ideas de forma clara y formular las preguntas adecuadas en cada caso para conseguir toda la información que se necesita para conocer o resolver un asunto.

EMPATÍA

Es la habilidad para entender las necesidades y los sentimientos de los demás. Al entender las motivaciones de los demás, uno se puede adaptar mejor a sus intereses.

TRABAJO EN EQUIPO

Saber adaptarse a colaborar con diferentes equipos y maneras de trabajar. El producto final no suele desarrollarse en un único departamento, sino que es la suma de varios grupos de personas que cooperan y colaboran juntas.

Además de estas existen otras muchas competencias solicitadas y su demanda por parte de la empresa dependerá también del puesto y sector al que nos estemos dirigiendo.

Las empresas cada vez más valoran estas habilidades. Toda empresa se beneficia cuando cuenta con trabajadores que poseen una inteligencia social y emocional, ya que el rendimiento y productividad del trabajador aumenta. De igual forma su comportamiento y relaciones con los demás fluirán de forma positiva creando un buen clima laboral y un óptimo trabajo en equipo.

Recuerda que todo lo que quieres está al otro lado del miedo, así que no hay que temer por destacar las habilidades personales (personal branding) las empresas están deseosas de conocerlas. Te recomendamos aprender más sobre cómo afrontar una entrevista presencial y una entrevista por skype.

Por:

Marta Caba 

Training Coordinator EducaTraining

post image

Formación para avanzar desde la empatía, un reto ético ¡y de supervivencia!

Una de las claves en los equipos y las personas con alto desempeño, es su capacidad para empatizar, ponerse en el lugar del otro, respetarle y entender no sólo lo que necesita o está pidiendo, sino con qué herramientas cuenta para ayudar a la consecución de esa demanda o a la resolución de esos problemas. En la tarea de trabajar en equipo, pero también en la tarea de dar servicio a otros, sean clientes internos o externos, es fundamental esa capacidad de empatizar con los problemas de nuestros interlocutores, respetándolos. Y sin embargo, no siempre lo hacemos.

Aprender a escuchar, y ponerse en la piel de terceros, requiere una labor silenciosa y larga y empieza por el respeto. En ese sentido, la ética entra de forma transversal y de lleno en la actitud a adoptar para llevar a buen puerto la tarea de escuchar para colaborar y construir conjuntamente. También en esa tarea, la de respetar, es fundamental la empatía y sentir como propios tanto los beneficios que proporcionamos al otro, como los daños que le podamos inferir. No hacerlo puede tener consecuencias desastrosas, desde la ruptura en la comunicación y los flujos de información, por lo que al no circular el conocimiento es imposible avanzar juntos; hasta la generación de conflictos que pueden revertir las relaciones convirtiéndolas en dañinas para todos hasta destruirlas.

Por lo tanto, es necesario prestar atención a esas actitudes cada día y en cada persona, para limarlas y guiarlas hacia el respeto, la escucha y la comprensión, claves para avanzar como personas y organizaciones. Esto requiere del asesoramiento y la formación continua; primero, con profesionales especializados que nos ayuden a interiorizar profundamente dichas actitudes y colaboren en su difusión e implantación si fuera necesario;  y después, con la práctica diaria y la formación de otros también desde la experiencia, la observación y la práctica mimética.

El coaching individual y en equipo y las distintas técnicas de formación enfocadas al cambio de actitudes pueden ayudar en esa tarea; poner el acento en detectar determinadas disposiciones personales al seleccionar a los profesionales, también; y por último, no dejar de vigilar que todo ello se mantenga en el tiempo… ¿lo haremos?