Tag : ingles

post image

Formación en Inglés: los exámenes de certificación

Son muchas las vías disponibles para certificar o formar a nuestros colaboradores en Inglés. Pero ¿Sabemos qué significan las distintas acreditaciones y certificaciones existentes en el mercado? ¿Cuáles son las diferencias entre los distintos exámenes de certificación? ¿Qué modalidades de formación existen?

Para empezar a marcar la diferencia entre nuestra empresa y la competencia, es importante contar con colaboradores capacitados, que se adapten a las continuas exigencias del mercado, cada vez más globalizado.  La formación para empresas en Inglés también debe adaptarse según nuestra actividad económica, el nivel de capacitación de nuestros colaboradores, el horario del que se dispone y en el caso de las empresas que quieran bonificar el curso, es necesario conocer el crédito disponible en la Fundación Tripartita.

Actualmente, existen varios exámenes, internacionalmente reconocidos, según las necesidades del puesto de trabajo y según lo que quiere demostrar o acreditar el empleado (ver cuadro)

 

Además de las certificaciones, la formación para empresas puede realizarse en distintas modalidades: cursos Online, Blended learning, In Company. Esta última, que implica la presencia o desplazamiento de un formador a la empresa donde se impartirá la formación, es la preferida por las empresas, ya que proporciona un ahorro de tiempo en desplazamiento de los alumnos, la coordinación de grupos de colaboradores con similares niveles y objetivos.  Además, permite tener clases a medida con profesores nativos o bilingües.

Por ese motivo, Educa-training ofrece formación para empresas en cualquiera de dichas modalidades, para preparar a la plantilla en cualquiera de los exámenes de Inglés que derivan en la obtención de una certificación como las citadas. Y para ello cuenta con profesores nativos o bilingües seleccionados según la normativa ISO 9001:2008, de cara a ofrecer a sus clientes la mayor de las garantías y los mejores resultados.

Por: Mauro Towers

post image

Aprender inglés para no quedarse atrás

En ocasiones ya aprender inglés es difícil. Diversos estudios confirman, año tras año, que el manejo de esta habilidad en los profesionales españoles sigue siendo incompleto.

Como es obvio, en un mundo globalizado, el inglés es absolutamente imprescindible si queremos lanzarnos al comercio internacional, y a las relaciones con empresas del exterior, tanto en condición de clientes, como en la de proveedores o colaboradores. Hacerse entender y entender al otro en una lengua tan extendida en el mundo de los negocios como es el inglés.

Cada día más, quién no es capaz de comunicarse en Inglés y de comprender lo que otros expresan en ese idioma, se ven aislados, no consiguen avanzar profesionalmente y lastran, a su vez, el desarrollo y progreso de las empresas en las que militan. Por ese motivo, no es extraño que cada día son más las empresas que incorporan el Inglés como una Formación Bonificada entre sus profesionales; en algunos casos para pasar de un nivel elemental a un dominio mayor, y en otros, para reforzar conocimientos, o ahondar en el dominio de lenguajes técnicos, o específicos.

Aunque nos guste parodiar a determinados grupos profesionales o sectores por abusar de anglicismos en su terminología técnica, como ocurre a menudo en la empresa, lo cierto es que muchos de esos conceptos y las disciplinas a las que se refieren tienen origen en el mundo anglosajón, y encierran en sí mismos más significados que sus equivalentes en castellano, francés, o alemán, por ejemplo. Pero sobre todo, su conocimiento permite a los profesionales, intercambiar información, ganar clientes y encontrar mejores proveedores más allá de sus fronteras físicas, esas mismas que ya no existen en el mundo de Internet y las redes sociales.

¿Y pues, cuándo empezamos?

Formación: poner el alma para llegar a la persona

Detrás de la formación para empresas hay mucho más que unos procesos de aprendizaje o unos acuerdos comerciales entre empresas. Para empezar, la formación son personas: personas que requieren formación y personas que imparten formación. Por eso, desde Educa-training ponemos especial énfasis en las personas, porque son la materia prima de todo proceso formativo.

Como ejemplo de ello, ya hemos dado a conocer la experiencia personal de algunas de las personas y empresas que han acudido a Educa-training para su formación. Pero también es importante tener en cuenta el punto de vista de los propios colaboradores de Educa-training, los formadores, seleccionados cuidadosamente para cumplir con las expectativas de nuestros clientes.

Al hablar con algunos formadores, como  Nancy Gallou (ver su testimonio más abajo), profesora de Inglés con Educa-training, percibiremos hasta qué punto comparten nuestro sentido por llegar, escuchar y atender a las personas como individuos, con sus necesidades, cualidades y limitaciones. En la formación cobra una importancia vital la forma de crear y alimentar la relación entre formador y alumno, pero también entre alumnos en el caso de grupos. “Es muy importante la interacción de los alumnos con el profesor y entre ellos. De este modo conseguimos que las clases no sean aburridas”, ya que tenemos la certeza de que “si son aburridas, no aprenderán nada”.

Al mismo tiempo, esa interacción permite al profesor conocer de cerca las necesidades a atender  ya que “cada alumno es diferente”, explica Nancy. Por eso, “aunque la metodología es la misma, entreteniendo y motivando” se adapta a cada uno. Para ello es necesario un esfuerzo y una motivación extra también por parte del formador, que implica “poner el alma en lo que se está enseñando, estar preparado, poner ojo a lo que se hace, motivar y disfrutar ya que el sentido del humor también es importante” añade Nancy.

Si a esto se le añade una preparación concienzuda de cada clase, con acopio y análisis de material didáctico y material audiovisual, la formación tendrá más visos de tener éxito y de alcanzar los objetivos fijados. Pero llegar a esto supone poner especial atención en todos las etapas del proceso de trabajo formativo, desde la selección de los formadores, hasta su coordinación y el seguimiento de sus clases, o su integración paulatina en la empresa.

Somos personas, y formamos personas, es nuestro reto ¿es también el tuyo? Si es así, no lo dudes, acompáñanos.

 

Un verano para aprender inglés, o mejorarlo

Hablar de verano es traer a la mente imágenes de relax y descanso, viajes, diversión, familia y ocio en general. Sin embargo, lo que se olvida a menudo es que los momentos de distensión son los mejores para el aprendizaje. Tras soltar amarras del trabajo, la mente se relaja y de forma natural, se abre poco a poco a la asimilación de información, mejorando así los procesos de aprendizaje y retención. Por lo tanto, ¿porqué no aprovechar este momento para aprender o reforzar conocimientos como los idiomas?

No se trata, obviamente, de saturarse y sustituir horas de trabajo por horas de estudio ya que daríamos al traste con la base sobre la que se sostiene tesis planteada anteriormente: necesitamos desconectar y relajar la mente, para que la formación sea efectiva. En consecuencia, conviene dosificar las lecciones de idiomas, sea cual sea su formato, para que no interfiera en ese estado mental privilegiado que es el que suele invadirnos en vacaciones.

Por todo ello, lo ideal es contar con pequeños manuales que permitan estructurar, pausar y repartir el esfuerzo. También es recomendable alternar el repaso de cuestiones teóricas, o vocabulario, con visionado de películas en versión original o la lectura de literatura en su idioma original. Estas últimas son opciones especialmente adecuadas a este periodo vacacional ya que mezclan ocio y aprendizaje.

Para reforzar lo aprendido, también pueden seguirse las lecciones de inglés de manuales como Educa-training English Hand-book, estructurado en ágiles y cortas lecciones, ideales para reforzar, sin demasiado esfuerzo, los conocimientos ya adquiridos. Si aú no dispones de él, puedes adquirirlo en versión papel o digital pulsando aquí ; también puedes obtenerlo enviando un email a info@educa-training con el asunto “English handbook” indicando tu nombre, apellidos y teléfono de contacto; o llamando al 902 14 07 07 .

Y recuerda, con idiomas ¡irás a todas partes! (ver vídeo) 😉

post image

Idiomas: ¿Nativo o bilingüe?

Con frecuencia, tendemos a considerar que el mejor formador para aprender idiomas será siempre quien más entiende de los mismos, o quien más la ha practicado. Sin embargo, no siempre es así y es habitual encontrarse con expertos en determinados asuntos o personas con habilidades concretas, completamente incapaces de formar a otros en esos conocimientos o aptitudes.

Buenos comerciales que no consiguen formar a otros como comerciales más allá de las técnicas de venta al uso, ingenieros brillantes incapaces de inocular su conocimiento a jóvenes recién incorporados, o nativos que manejan perfectamente su idioma pero no saben enseñarlo… la lista es interminable. Por este motivo, se adivina clave saber seleccionar correctamente al formador y no analizar sólo sus conocimientos sino su capacidad para transmitirlos, su habilidad para hacer que el otro los aprenda y los aprehenda, los haga suyos.

No es fácil detectar estas habilidades y por eso es crucial que quien seleccione sepa hacerlo. En eso se ha especializado precisamente la Educa-training, que según la necesidad formativa de cada cliente, selecciona al formador más adecuada para cubrirla. De no hacerlo así, el servicio no tendrá resultados y como en un diálogo de sordos, ni unos habrán aprendido, ni otros habrán enseñado.

Si tienes alguna duda puede contactarnos a través de info@educa-training.com o del siguiente formulario (Clic Aquí)

Un manual para reforzar el inglés en vacaciones

Desde este blog ya se ha comentado la importancia que tiene hoy en día saber  idiomas, especialmente el Inglés, y por qué motivos es necesario insistir en la necesidad de formarse y actualizar conocimientos también en esta materia. No obstante, no está de más recordar 5 motivos por los que es necesario el dominio de idiomas como el Inglés, hoy en la empresa:

  • porque permite la comunicación con nuestros públicos (clientes, proveedores, empleados) sin fronteras, facilitándonos el acceso a nuevas fuentes de ingresos, pero también a servicios con los que ahorrar costes y talentos estén donde estén;
  • porque nos ayudará a comprender y seguir las últimas tendencias técnicas, profesionales o de cualquier otro ámbito, manteniéndonos actualizados y preparados para seguir innovando, cuestión clave para nuestra competitividad;
  • porque nos dará más autonomía en movimientos de apertura de mercado ampliando nuestro ámbito de influencia y permitiendo nuestra expansión internacional sin depender de terceros ni intermediarios;
  • porque mejorará nuestra imagen en el “face to face” y por lo tanto, mejorará nuestra capacidad de negociación;
  • porque nos permitirá viajar de forma autónoma, agilizando los procesos de venta o mercantiles;

A menudo quienes gestionan o trabajan en pymes piensan que su día a día no da pie a eventualidades como las descritas. Sin embargo, la realidad demuestra lo contrario y es frecuente toparse con momentos en los que es necesario el manejo de idiomas. Además, en un mundo cambiante y cada vez más global, son necesarios idiomas, que como el inglés, facilitan, agilizan y permiten las relaciones comerciales y profesionales.

Por todo ello, desde Educa-Training hemos reeditado nuestro manual de inglés para profesionales, “Educa-Training english Handbook”,  un volumen con el cual es posible abordar de forma cómoda y práctica el aprendizaje de este idioma y sus usos más habituales en el mundo de la empresa y los negocios. La edición 2011 amplía las lecciones reunidas en la tirada del año pasado, en las que se repasaban las bases del idioma con ejemplos aplicables a situaciones reales como una reunión de negocios, una llamada telefónica, una cena de empresa, etc. Ahora que llegan días de vacaciones, y por lo tanto más horas libres, es el mejor momento para retomar esta “asignatura”, si aún está pendiente..

Para más información: pulse aquí ; envíe un email a info@educa-training con el asunto “English handbook” y déjenos su nombre, apellidos y teléfono de contacto; o llame al 902 14 07 07 .

post image

Aprender inglés: por qué es necesario insistir

Una encuesta recientemente publicada indica que España se sitúa a la cola de los países europeosen nivel de Inglés, solo por delante de Rusia y Turquía en el ámbito continental. El estudio viene a confirmar lo que podría adivinarse escuchando a algunos de nuestros máximos representantes en el mundo de los negocios o de la política nacional y es nada más y nada menos que un enorme retraso respecto a otros países en el dominio de este idioma. Seguramente la diferencia sea menor según se descienda en segmentos de edad, pero no hay que olvidar que la generación en la que el lapsus es mayor es la que aún ostenta el poder tanto en el ámbito económico como en el político.

Las razones por las que se produce este déficit en un conocimiento como el Inglés, clave para el desarrollo profesional y empresarial, son diversas. La primera es el retraso histórico en la enseñanza de este idioma, que a su vez es consecuencia de fallos metodológicos y de formación de los docentes. Por una parte, se ha insistido durante décadas en una enseñanza de los idiomas basada en la gramática, la teoría, en lugar de favorecer la práctica oral de los mismos, que se ha demostrado mucho más efectiva. Y por otra, se han obviado las dificultades que entraña enseñar un idioma con el acento y fluidez idóneas cuando no se es nativo, caso que afectaba hasta hace muy poco a la mayoría de los docentes de Inglés en España.

Para afrontarlo no basta con esperar que la inmersión lingüística, a la que se someten miles de jóvenes españoles cada año viajando a países de habla inglesa, solucione la papeleta. Primero, porque de nada sirve el aprendizaje si no se refuerza. Y segundo, porque quienes dirigen el país desde las empresas y la política ya no están en condiciones de acceder a ese método y, sin embargo, es una necesidad imperiosa que recuperen el tiempo perdido y dominen el Inglés y, a ser posible, hasta un tercer idioma si quieren hacer de España un país competitivo.

La primera solución es, por lo tanto, apostar por un refuerzo inmediato y profundo del nivel de Inglés de todos, sea cual sea su edad, nivel profesional o sector en el que trabaje cada uno. En segundo lugar, esta solución no puede seguir llegando a través de libros y gramáticas sino por vía oral: hablando, escuchando y discutiendo horas y horas en Inglés para interiorizarlo de tal forma que hasta se acabe discurriendo e incluso soñando en Inglés. En tercer lugar, sería recomendable que esto se hiciera con profesores, que además de conocimientos pedagógicos tengan el acento adecuado, sea porque son nativos o porque han adquirido un nivel tan alto que se les puede confundir con nativos. Finalmente, y para hacer posible todo esto, hay que seguir apostando por los grupos reducidos y a ser posible por el one to one, la clase particular, en la que el docente puede dedicarse plenamente al alumno y este encontrar en el profesor toda la atención, tiempo y correcciones necesarios.

Podemos seguir negando la mayor, como seguir diciendo que no hay crisis, o coger el toro por los cuernos y solucionar, de una vez por todas, la mayor losa competitiva de nuestro bagaje profesional. Be realistic, go on and please, take it easy…