Tag : seleccion-de-personal

post image

CÓMO INICIAR EL OUTSOURCING EN LA SELECCIÓN DE PERSONAL PARA GENERAR RENTABILIDAD

Mediante la archiconocida palabra “Outsourcing nos referimos a la externalización de una tarea en particular. Esto es, delegamos tanto en responsabilidad como en medios una labor concreta a una empresa de servicios especializada con el objetivo general de optimizar tanto el tiempo como los recursos que emplearíamos en esta labor si la desarrolláramos nosotros mismos. A su vez, aprovechamos el “expertise” que una empresa especializada nos puede aportar en la materia.

Probablemente esto es algo que muchos de los lectores ya conocerán.

La coparticipación de las empresas es la clave para generar resultados positivos

Entonces, ¿qué decisión debemos tomar cuando se nos plantea una necesidad de incorporación de personal? ¿Debemos decantarnos siempre por la externalización? Y si nos decantamos, ¿cómo podemos medir la ganancia obtenida? ¿Cómo puede una empresa externa conocer mis necesidades y seleccionar a alguien que encaje con mi equipo de trabajo y con mis expectativas?

Refiriéndonos específicamente a la labor de selección de personal, el proceso de trabajo se inicia necesariamente con el conocimiento de la necesidad del cliente. Necesitamos que la relación entre la empresa proveedora del servicio y la empresa demandante haya una relación de “partner en ambos sentidos de la relación. Esto es: que nos consideremos mutuamente “socios” o, como mínimo, coparticipantes de un mismo proceso.

Cómo iniciar el outsurcing en la selección de personal para generar rentabilidad

Conocer y entender la identidad corporativa

¿Cómo lo hacemos? Debemos ir directos a la raíz y al corazón de la empresa, es decir, a su visión, misión y valores. Partiendo de ello, y con ayuda de la DPT (Job Description, JD) podremos asentar las bases de lo
que necesitamos para completar la información de la vacante y de la persona que se espera incorporar.

Una vez disponemos de toda la información necesaria para desarrollar el proceso de selección y darle este valor que busca nuestro partner, debemos disponer de un proceso de trabajo y unas herramientas que nos ayuden a utilizar e integrar esta información a modo de indicadores para conocer el grado de afinidad de la persona al puesto.

Así, partiremos de los valores de la compañía para evaluar el nivel competencial de cada candidato. Así, mediante comportamientos observables, medibles, y a través de la realización de preguntas abiertas a los candidatos y de la correcta conducción de la entrevista, determinaremos su puntuación en cada una de las competencias evaluadas.

De manera complementaria, desde Educa-Training contamos con la herramienta Discovery Insight.

En nuestra próxima publicación os explicaremos la aplicación práctica de esta metodología para garantizar una gestión rentable en el outsourcing de selección de personal.

Si necesitas más información acerca de este tema,  asesoramiento acerca de cómo llevar un proceso de selección o consultoría estratégica para lograr los objetivos de tu compañía, en Educa-training, y te ofreceremos el acompañamiento que necesites.

Por:
Comunicaciones Educa-training

post image

¿CÓMO REALIZAR UNA ENTREVISTA DE TRABAJO? – Parte 2

En la anterior entrada, ¿Cómo realizar una entrevista de trabajo? – Parte 1, ya explicamos los aspectos externos que han de tenerse en cuenta a la hora de realizar una entrevista. Sin embargo, no hay que descuidar el contenido. Por lo tanto, desde Educa-Training, exponemos a continuación una serie de consejos que esperemos puedan ser útiles a la hora de desarrollar una entrevista.

Como suele decirse, la información es poder; así que procuraremos contar con toda la que podamos para que la entrevista se desarrolle de la mejor manera posible. De ese modo, a continuación se exponen puntos a tener en cuenta respecto al contenido de la entrevista:

REQUISITOS

Lo primero que hay que hacer a la hora de aplicar a cualquier empleo es conocer los requisitos que el puesto precisa. Asegúrate de que cumples con todos los puntos y, en caso de no hacerlo, justifica por qué no contar con ese criterio no resultará un problema y no impedirá que el trabajo se desarrolle con efectividad. Adelántate a las preguntas, ya que lo que en principio puede parecer un problema puede acabar siendo una ventaja si se responde de la forma adecuada.

CONOCIMIENTO DE LA EMPRESA

En el caso de que la entrevista sea directamente con la empresa para la que has aplicado, conviene hacer una investigación sobre la misma. A la hora de hacer la entrevista, debemos tener claro el objetivo, metodología y forma de trabajar de la empresa. Es muy necesario saber para quién vamos a trabajar. Esto no solo es importante para conocer la empresa sino por identificar los puntos en común que podemos tener y para ayudarnos a saber por qué podríamos encajar en ese puesto.

CONOCIMIENTO DEL PUESTO PARA EL QUE POSTULAS

A parte de informarse sobre la empresa, es necesario hacerlo acerca del puesto. Recopila toda la información que puedas sobre el mismo; y recoge las dudas y preguntas que te surjan para poder resolverlas en la entrevista.

PREGUNTAS CLAVE

Prepara a priori preguntas comunes en las entrevistas de trabajo: por qué eres indicado para el puesto, por qué has aplicado para esa vacante, qué puedes aportar, qué puedes decirme sobre ti, cómo te defines, … Es bastante útil preparar este tipo de preguntas antes de realizar la entrevista, ya que nos sentiremos más cómodos a la hora de presentarnos y daremos una mejor impresión.

CONOCIMIENTO DE TU CV

Esto no significa memorizar fechas y duración de estudios o experiencia, sino ser capaz de mantener una cronología y de presentar nuestra trayectoria de una forma resumida. Resaltar nuestros puntos fuertes y las experiencias que puedan resultar útiles para la vacante; y no darle tanta importancia a otras experiencias que no estén tan relacionadas con el puesto. Conocer nuestro Currículum significa saber qué responder si nos preguntan por nuestra formación y por nuestra experiencia laboral; así como exponer nuestra historia de forma ordenada, amena y eficaz.

DESPEDIDA Y CIERRE DE ENTREVISTA

Una vez que el entrevistador acabe con todas las preguntas que tiene que hacerte, es el momento de que plantees tus dudas, en el caso de que las tengas. No dudes en informarte y preguntar acerca del puesto o sobre la empresa. Además, es el momento de preguntar cómo se va a desarrollar el proceso de selección de ahí en adelante. Por último, mantente agradable y, antes de irte, agradece que hayan contactado contigo para la entrevista.

COMUNICACIÓN VERBAL

Usa un tono de voz neutro y un volumen adecuado. El volumen es un problema tanto por exceso como por defecto, por lo que es importante cuidar este aspecto. Por otro lado, usa un tono calmado. La conversación debe fluir con naturalidad, por lo cual, las pausas y las subidas y bajadas de volumen son positivas, siempre que no sean exageradas; juega con ellas para crear interés en el entrevistador.

COMUNICACIÓN NO VERBAL

En una entrevista no solo es importante aquello que decimos, sino aquello que mostramos con nuestro cuerpo. En primer lugar, cuida la postura: espalda recta, pies estirados y cabeza erguida; no se trata de estar inmóvil, adopta una postura natural en la que estés cómodo, pero sin perder la formalidad. Evita echar el cuerpo sobre la mesa o cruzar los brazos.

Por otro lado, cuida los gestos. No tengas miedo de mostrarte expresivo; moverte con soltura es algo positivo que te ayudará a sentirte cómodo y hará la conversación más natural, sin embargo, debes tener cuidado de no exagerar la gesticulación.

Por último, pero no menos importante, respeta el espacio interpersonal. No te acerques demasiado al entrevistador, presta atención de no invadir su espacio y, recuerda que estás en un ambiente profesional, por lo que no debes tocar al entrevistador durante la entrevista.

Una buena preparación de una entrevista de trabajo no solo sirve para dar una buena impresión al entrevistador, sino que la planificación va a darnos seguridad en nosotros mismos a la hora de realizar la entrevista. Cuantas más veces practiquemos y más información recopilemos, más preparados estaremos para enfrentarnos a cualquier pregunta o situación.  Esta seguridad nos ayudará a mantener un carácter calmado y profesional que será igualmente importante para dar una buena impresión.

Durante la entrevista ha de mantenerse un carácter relajado, no parecer inquieto o nervioso. Como ya he dicho, la mejor forma para calmar los nervios es la práctica. Es necesario mantenerse abierto a dar explicaciones sobre todo lo que quiera saber el entrevistador, aportar más datos que no estén reflejados en el Currículum que reflejen tu personalidad y puedan ayudar a dar a conocer tus puntos fuertes.

Tener en cuenta todos estos puntos va a garantizar que mantengas una actitud segura y calmada, que la entrevista se desarrolle con fluidez y que la primera impresión resulte positiva. Aunque seguir estos pasos no signifique que nos seleccionen para el puesto, nos va a acercar mucho a ello. De ese modo, la correcta planificación es vital para que la entrevista resulte positiva.

En definitiva, es importante tener en cuenta la preparación del contenido de una entrevista y también lo es cuidar algunos aspectos externos; por ello, te recomendamos que le eches un vistazo a la primera parte de este post, en la que se exponen los factores externos más importantes para preparar entrevistas de trabajo. Si este artículo te ha resultado interesante, te recomiendo que leas el siguiente artículo sobre CÓMO PREPARAR UNA ENTREVISTA POR SKYPE .

Desde Educa-training, podemos ayudarte a encontrar empleo y empleados a través de nuestro servicio de Selección de Personal. Para saber más, averigua porqué Seleccionamos Profesionales y no Perfiles.

Por:
Ana Polo García
Recruitment trainee – Educa-training

post image

¿CÓMO REALIZAR UNA ENTREVISTA DE TRABAJO? – Parte 1

Como ya sabemos, las entrevistas de trabajo son un método muy común de selección para prácticamente cualquier puesto en empresa. Las entrevistas son nuestra primera toma de contacto con lo que puede ser una oportunidad laboral y, como primera impresión solo hay una, hay que procurar que ésta sea positiva.

Para favorecer una buena impresión, es necesario tener en cuenta ciertos aspectos que pueden ayudar a que la entrevista se desarrolle con mayor fluidez y el clima resulte positivo. La clave para  llegar a un buen resultado reside en la PREPARACIÓN. En la mayoría de los casos, una buena planificación de la entrevista va a ir unida a un buen desenlace.

A la hora de preparar una entrevista, debemos tener en cuenta diferentes puntos que incluyen tanto factores externos como contenido. Antes de centrarnos en la preparación del contenido de la entrevista, prestemos atención a los factores externos. Aunque a priori pueda parecer que no tienen que ver, no hay que minusvalorar estos aspectos, ya que pueden resultar de mucho peso en un proceso de selección. A continuación presentamos algunos de estos puntos:

VESTIMENTA

La elección del vestuario, de la ropa, para una entrevista de trabajo no tiene que suponer un drama, pero tampoco podemos obviar que es una parte importante, ya que ayuda a hacernos una idea de cómo es la persona. Elige un vestuario formal y profesional; procura que los colores no sean llamativos y que la ropa sea lisa, sin estampados o elementos que destaquen demasiado.

PUNTUALIDAD

Es necesario medir con precisión el tiempo que se tarda en llegar al lugar indicado para la entrevista e intentar llegar con diez minutos de antelación por si hay algún imprevisto. Hay que planear que puede surgir cualquier contratiempo y esto no tiene por qué suponer un problema si nos damos más margen para poder llegar a la entrevista a la hora acordada.

DOCUMENTOS

Aunque lo más seguro es que el entrevistador cuente con tu CV, no está de más que lleves una copia por si falta algún dato o hay algún error. Asegúrate de llevar todos los documentos que precises para la entrevista (cartas de recomendación, títulos, acreditaciones,…).

En resumen, no hay que prestar atención únicamente a aspectos externos, sino que igual de importante es la preparación del contenido; por ello, te recomiendo que le eches un vistazo a la segunda parte, donde se exponen una serie de consejos que sin duda podrán ser de utilidad a la hora de preparar el contenido de una entrevista.

Desde Educa-training, podemos ayudarte a encontrar empleo y empleados a través de nuestro servicio de Selección de Personal. Para saber más, averigua porqué Seleccionamos Profesionales y no Perfiles.

Por:
Ana Polo García
Recruitment trainee – Educa-training

post image

Seleccionamos Profesionales (no perfiles)

Las cifras de desempleo en España son implacables: los solicitantes de empleo siguen en cifras muy elevadas. No obstante, la selección de las personas idóneas está lejos de ser sencilla.

El primer reto durante un proceso de selección consiste en invertir la menor cantidad de recursos posible para descartar todas aquellas candidaturas evidentemente no válidas. Posteriormente viene la validación de los candidatos no descartados mediante el cotejo de sus características con la descripción del puesto a través de cada CV y de entrevistas personales. Sin embargo, no resulta fácil predecir el comportamiento de un futuro colaborador en una performance tan breve como las entrevistas de selección y con un documento tan aséptico como un CV.

¿Cuántas veces has tenido que reiniciar un proceso de selección porque la persona incorporada no se ajustaba a la imagen que dio en la entrevista?

Diariamente recibimos peticiones de selección de nuevos colaboradores que provienen de puestos cubiertos recientemente por otra persona. Es decir, de selecciones reiniciadas.

Uno de los principales motivos es que la persona seleccionada, con un perfil impecable, mostró una cara de sí misma no correspondiente a sus preferencias y tendencias reales de trabajo durante la/s entrevista/s.

Desconocimiento, necesidad, aquiescencia… muchos son los motivos que pueden llevar a una persona a evitar la transparencia durante la/s entrevista/s. Poco importan los motivos cuando el resultado es que hay que solicitar el aumento del presupuesto para la cobertura del puesto.

¿Qué recursos inviertes en la selección de los nuevos miembros que incorporas en tu organización?

  • – Tiempo dedicado a la valoración y entrevista de perfiles.
  • – Tiempo dedicado a la formación para la adecuación al puesto, tanto por parte de la persona incorporada como por parte de otros miembros del equipo.
  • Costes salariales del trabajador que no se ajustó al puesto.
  • – Tiempo dedicado a las gestiones relacionadas con la contratación y otros aspectos administrativos.
  • Desgaste emocional asociado a la frustración por el despido y el fracaso.

Para evitar malgastar todos estos recursos, es imprescindible contar con una herramienta de validación de las tendencias laborales. Con ello, seremos capaces de comprobar la sintonía entre la descripción del puesto y los candidatos. Posiblemente, una de las mejores herramientas para conocer las características y preferencias en el día a día de trabajo del mercado es Insights Discovery. Esta herramienta permite conocer al profesional más allá del CV y la/s entrevista/s: predecir su adecuación al puesto y conocer sus principales puntos fuertes y de mejora. Por si fuera poco, esta herramienta también incluye recomendaciones para el desarrollo profesional y personal dentro de la compañía.

En Educa-training te proponemos ampliar tu equipo con las mejores personas y nos encantaría poder ayudarte al respecto. Te recomendamos conocer cómo abordamos nuestro servicio de Selección de Personas en este enlace. Para saber más, averigua porqué Cómo Realizar Entrevistas de Trabajo.

Por:
Alejandro GonzálezElena Moreno