Tag : teletrabajo

Formación para trabajar en casa

Las necesidades de las empresas, pero también de las personas que trabajan en ellas, son cambiantes y evolucionan con los tiempos. Las palabras flexibilidad y productividad, por un lado, y los conceptos de null o de satisfacción, por el otro, están ya a la orden del día y responden a los requirimientos de unos y otros. Hacer posible que aumente la eficiencia y al mismo tiempo se ofrezcan opciones “a la medida” para el trabajo, ya no es una quimera, gracias, entre otras cosas, a las nuevas tecnologías. De este modo, modalidades como el teletrabajo, ya se están adoptando en combinación con la presencia física, en multitud de empresas, que permiten así más libertad de horarios a sus empleados, sin que esto vaya en detrimento de su productividad.

Así lo recuerdan efemérides como el día de la oficina en casa, que se celebra cada 22 de junio, desde 2011, de la mano de distintas organizaciones.Y no es casualidad: algunas fuentes indican que en Europa, hasta un 40% de los trabajadores estaría dispuesto a trabajar desde casa si se lo permitieran. A pesar de ello, en el viejo continente el teletrabajo es todavía una práctica en implantación, no tan consolidada como en Estados Unidos, donde lo practica el 25% de la población. En Europa, Holanda encabeza el ranking con el 26%, muy por delante de países como España, donde es una opción utilizada sólo por el 5% de la población, a la cola en este hábito junto a Francia, Italia y Grecia.

Pero ¿estamos todos preparados para el teletrabajo? Sin duda, no. Por eso, y de cara a extender esta práctica, es necesario avanzar, primero en una actitud que haga del teletrabajo una práctica óptima: disciplina, orden, responsabilidad y proactividad. Por otro lado, es importante dotar a los profesionales de los conocimientos necesarios para el uso adecuado de las nuevas tecnologías, imprescindibles para un teletrabajo efectivo. En ambas tareas, la formación se constituye como una herramienta básica e insustituible, sea para ayudar a empresas y profesionales en el aprendizaje del uso y manejo de entornos virtuales, o en la adquisición de habilidades personales como las ya citadas.