Tag : trabajo

post image

PRODUCTIVIDAD Y RACIONALIZACIÓN DE HORARIOS

Hemos hablado antes de la productividad en el trabajo y de cómo podemos conseguir unos resultados más satisfactorios aprovechando mejor nuestro tiempo y nuestros recursos.

Pero hay un factor de gran peso en nuestro día a día: los horarios vigentes. En los últimos meses saltaba a la palestra política el tema de la racionalización de los horarios en España, gracias entre otros al trabajo de ARHOE (Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles). Abogan entre otros, por la reducción de las jornadas, el adelanto del ‘prime time’ en televisión o disponer de tiempo para dormir.

Sabemos que en España se trabajan muchas horas pero la productividad es de las más bajas en Europa. Queda constatado que trabajar más horas no significa trabajar mejor.

Desde Educa-training llevamos años realizando formaciones de mejora de la productividad, para ayudar a nuestros clientes a planificar, aumentar su capacidad y erradicar el presentismo para sustituirlo por el enfoque dirigido a objetivos. Los resultados son especialmente satisfactorios cuando la parte Directiva y mandos intermedios se implican en el cambio.

Una mayor productividad permitiría una reducción de la jornada y la modificación de ésta a modos como la jornada continua. En aquellos sectores que requieran una presencia más extensa durante el día se pueden aplicar las jornadas por turnos fijos por ejemplo por semanas, para una correcta planificación tanto por parte de la empresa como de los empleados. Las medidas de conciliación se podrían aplicar a la realidad.

Si para empezar en las oficinas se redujera la jornada de manera generalizada, otros sectores íntimamente ligados podrían aplicarlo también, como el comercio o la hostelería. En España se duerme muy poco: nos levantamos tan pronto como nuestros vecinos Europeos y nos acostamos muy tarde, sobre todo porque de entrada salimos muy tarde del trabajo…y luego no nos queremos perder la final del último programa de moda en la televisión, por ejemplo.

Podríamos conciliar de verdad, atender y estar con nuestros hijos y no tener que delegar forzosamente en otras opciones.

El cambio para muchos no es fácil, en Educa-training lo hemos podido comprobar en nuestras numerosas formaciones de gestión del cambio. Pero ni es imposible, ni es tan difícil como pensamos, siempre que tengamos el compromiso e implicación de todos.

Afortunadamente en cada vez más organizaciones se van aplicando medidas que signifiquen un cambio de verdad, sobre todo en grandes empresas. Iberdrola ha sido la revolucionaria en cuanto a la racionalización de los horarios para sus empleados y ahora aplicará un modelo sostenible de conciliación a sus proveedores.

Para las medianas y pequeñas empresas el cambio también es posible. ¡Contacta con nosotros y te podremos ayudar!

Por:

Azahara Chamorro
Manager de formación en Educa-training

post image

¿Por qué te deberían contratar? – RESALTA TUS HABILIDADES

¿Por qué  te deberían contratar? A partir de esta pregunta en una entrevista de trabajo hemos empezado a ponernos nerviosos, no sabemos muy bien cómo responder a esta pregunta si debemos explicarle nuestra formación, nuestra experiencia, etc. Sabemos que queremos diferenciarnos del resto de candidatos pero ¿cómo lo hacemos?

Suele ser un error frecuente entre los trabajadores o los aspirantes a un puesto en enfocarse o sólo resaltar los conocimientos técnicos y experiencia profesional olvidándonos de nuestras habilidades personales y sociales que, al fin y al cabo, es aquello que nos hace únicos, que nos da valor añadido. Estas habilidades son las que nos definen y nos pueden dar oportunidades o quitárnoslas en un momento clave de la entrevista final. Algunas de las más importantes son: motivación, auto conocimiento, adaptabilidad, iniciativa personal, autonomía, creatividad, etc.

¿CUÁLES SON LAS COMPETENCIAS MÁS DEMANDADAS?

Dentro de todo el abanico de habilidades, las que con mayor frecuencia nos encontramos en las ofertas de empleo son:

FLEXIBILIDAD

Tener una mente abierta y estar predispuesto a adaptarse a cambios y situaciones inesperadas.

COMUNICACIÓN EFECTIVA

En la que se incluye convencer, escuchar, persuadir, exponer las ideas de forma clara y formular las preguntas adecuadas en cada caso para conseguir toda la información que se necesita para conocer o resolver un asunto.

EMPATÍA

Es la habilidad para entender las necesidades y los sentimientos de los demás. Al entender las motivaciones de los demás, uno se puede adaptar mejor a sus intereses.

TRABAJO EN EQUIPO

Saber adaptarse a colaborar con diferentes equipos y maneras de trabajar. El producto final no suele desarrollarse en un único departamento, sino que es la suma de varios grupos de personas que cooperan y colaboran juntas.

Además de estas existen otras muchas competencias solicitadas y su demanda por parte de la empresa dependerá también del puesto y sector al que nos estemos dirigiendo.

Las empresas cada vez más valoran estas habilidades. Toda empresa se beneficia cuando cuenta con trabajadores que poseen una inteligencia social y emocional, ya que el rendimiento y productividad del trabajador aumenta. De igual forma su comportamiento y relaciones con los demás fluirán de forma positiva creando un buen clima laboral y un óptimo trabajo en equipo.

Recuerda que todo lo que quieres está al otro lado del miedo, así que no hay que temer por destacar las habilidades personales (personal branding) las empresas están deseosas de conocerlas. Te recomendamos aprender más sobre cómo afrontar una entrevista presencial y una entrevista por skype.

Por:

Marta Caba 

Training Coordinator EducaTraining

post image

Deporte y empresa

El deporte y el trabajo son dos actividades que pocas veces vemos relacionadas pero los múltiples beneficios que puede aportar el deporte al trabajo y en la vida personal hacen que cada vez más personas y empresas tengan en cuenta diferentes actividades deportivas.

Realizar algún tipo de deporte ayuda a tomar mejores decisiones, incrementa la creatividad y eleva la autoconfianza. Además, el deporte permite que la mente se desconecte de los problemas cotidianos. Diversos estudios médicos demuestran que el deporte reduce los estados de estrés y depresivos.

Quien realiza alguna actividad deportiva tiene más facilidad para adquirir nuevos conocimientos y muestra mayores habilidades deductivas y de memoria. Esta son algunas de las ventajas del deporte en el trabajo:

Deporte y empresa


  • Efectos positivos en la vida laboral: Según estudios realizados en la Universidad Leeds Metropolitan de Londres, los empleados que aprovechan su tiempo libre para ir al gimnasio son más ágiles y tienen mayor concentración, lo cual permite que cumplan mejor con los objetivos establecidos y tienen mejores relaciones con sus compañeros de trabajo.

  • Mejora del estado mental: Hacer deporte ayuda a regenerar las neuronas y eso se ve reflejado en el estado mental. Algunos estudios han concluido que el running tiene efectos beneficiosos para la creación de nuevas neuronas (neurogénesis), lo que sirve para contrarrestar desórdenes mentales asociados al estrés y la depresión.

  • Autoconfianza: Hacer deporte eleva la autoconfianza y es un excelente antídoto contra los estados de decaimiento emocional. Los deportistas se sienten más activos y más capaces.

  • Mejora en la toma de decisiones: Cuando se realiza deporte fuera se aprende a ser más cauteloso, pues los deportistas aprende a adaptarse a los diferentes entornos donde se desarrollan las actividades (montaña, ciudad, playa, etc.). Además, se aprende a tomar decisiones correctas para poder superar las metas y los retos personales.

  • Mejora la habilidad de liderazgo: Cuando se realiza algún deporte en equipo, se aprende a escuchar, a participar en equipo, dialogar y realizar diferentes estrategias para mejora del mismo o para vencer al oponente. Todas estas prácticas y entrenamientos nos enseñan a tener mejores habilidades de liderazgo en la vida laboral.

Así, el deporte nos aporta, además de una mejor salud, una ayuda en nuestra vida personal y laboral. Desde Educa-training animamos a empezar con actividades deportivas.

Por: Mauro Towers

Más formación para optimizar el tiempo de trabajo

formación, elearning, blended learningEsta semana se celebra en Madrid el VII Congreso Nacional para la Racionalización de los horarios españoles, en el que, un año más, se discute sobre las razones por las que España es uno de los países de la eurozona en el que más horas se trabajan y, sin embargo, no se sitúa entre los más productivos del continente.  No en vano, este Congreso lleva como lema  “Horarios, flexibilidad y productividad”, que es, a fin de cuentas, el fondo de toda la cuestión.

Y es que, llegar a tener horarios racionales, que permitan la conciliación de vida laboral, personal y familiar, se conseguirá, en primer lugar, demostrando que la producción no siempre depende del tiempo que se invierte en el trabajo, sino, a menudo, de que este se aproveche. Una vez demostrada esta máxima, será más fácil convencer a directivos y empresarios de que 35 o 40 horas semanales, bien administradas, son más que suficientes para el desarrollo competente, y competitivo, de la actividad profesional.

Para eso, sin embargo, será necesario avanzar, por una parte, en la concienciación de quienes dirigen las empresas, y, por otra de quienes trabajan bajo su dirección. En todo ello, es clave la formación. Gracias a una formación adecuada, puede ayudarse a los profesionales a optimizar su tiempo de trabajo, sea cual sea su sector o su área de actividad. Si esta formación se imparte no sólo al staff, sino también en niveles directivos, se obtendrá un resultado doble: mayor rentabilidad y productividad, y mayor concienciación de todos, de la necesidad, por una parte, de ser más eficientes, y por otra, de contar con más horas al día para reponer fuerzas y dedicar tiempo a otras actividades no profesionales.

En ese sentido, cabe recordar que, pese a la opinión de muchos directivos, el tiempo que se dedica al ocio, la familia y el cuidado personal, no es improductivo sino todo lo contrario. En la medida en que los profesionales tengan tiempo para cubrir sus necesidades personales y familiares, podrán dedicar su jornada laboral a trabajar, y no a solucionar los distintos problemas que les genera tener horarios irracionales.

Dedicar el tiempo y espacio que requiere cada parcela vital, mejora la propia vida, y todo lo que de ella derive, incluído el trabajo. Prepararse y formarse para ello, es sólo el primer paso.

Nueva ley para la reforma del mercado laboral: ¿cómo afecta a la formación continua?

Tras la aprobación de la nueva ley para la reforma del mercado laboral, todas las empresas y particularmente las relacionadas con la formación y el empleo, han puesto la vista en el nuevo texto para analizar sus novedades y en qué medida podrán modificar el panorama formativo y laboral actual.

En lo que se refiere específicamente a la formación, el “Real Decreto-ley 3/2012 de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral”, incide sobre todo en la formación como medio para la inserción laboral en personas de entre 16 y 25 años de edad. Por ese motivo, se incluye como parte fundamental del contrato para la formación y el aprendizaje.

Sin embargo, no se ha escapado a las empresas de formación como Educa-training, que también la nueva ley alude ya en su disposición II a la importancia de la formación continua de los trabajadores, y la desarrolla en sucesivos capítulos. Aunque sustancialmente no aporta grandes novedades, puede ser interesante analizar las matizaciones que aporta el nuevo texto. En resumen serían, a modo genérico:

–           la promoción y formación profesional en el trabajo, incluida la dirigida a su adaptación a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo

–          el refuerzo del derecho del trabajador a recibir esa formación en sus horas de trabajo sin detrimento en la retribución

Más en concreto, estos matices se concretan en cuestiones como:

–          El derecho del trabajador con al menos 1 año de antigüedad a un permiso retribuido de 20 horas anuales de formación vinculada al puesto de trabajo acumulables por un periodo de hasta tres años, a concretar y fijar de mutuo acuerdo entre trabajador y empresario

–          El acceso de los teletrabajadores o trabajadores a distancia a la formación profesional continua, a fin de favorecer su promoción profesional

Como novedades específicas sólo se perciben, en lo que se refiere a la formación continua:

–          La creación de una cuenta de formación, asociada al número de afiliación a la Seguridad Social del trabajador en el que se inscribirá la formación recibida por el mismo a lo largo de su carrera profesional, de acuerdo con el Catálogo de Cualificaciones Profesionales

–          La creación, previa consulta con los interlocutores sociales, de un cheque formación destinado a financiar el derecho individual a la formación de los trabajadores

Detalles de la nueva ley

Entrando más en detalle pueden leerse los párrafos que aluden a la formación continua en la empresa. Ya en el preámbulo se cita:

El desarrollo de la formación profesional para el empleo ha sido notable en las últimas dos décadas, con un significativo incremento de la participación de empresas y trabajadores en las acciones formativas, si bien se han puesto de manifiesto también ciertas necesidades de mejora. El real decreto-ley apuesta por una formación profesional que favorezca el aprendizaje permanente de los trabajadores y el pleno desarrollo de sus capacidades profesionales. El eje básico de la reforma en esta materia es el reconocimiento de la formación profesional como un derecho individual, reconociéndose a los trabajadores un permiso retribuido con fines formativos. Asimismo, se reconoce a los trabajadores el derecho a la formación profesional dirigida a su adaptación a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo. También se prevé que los Servicios Públicos de Empleo otorgarán a cada trabajador una cuenta de formación asociada al número de afiliación a la Seguridad Social, y se reconoce a los centros y entidades de formación, debidamente acreditados, la posibilidad de participar directamente en el sistema de formación profesional para el empleo, con la finalidad de que la oferta formativa sea más variada, descentralizada y eficiente.” (Disposición II, Real Decreto-ley 3/2012 de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, pág.12484)

En relación a este principio se desarrollan puntos específicos como el punto 1 del artículo 2 sobre Formación profesional y en el que se modifica la letra b) del apartado 2 del artículo 4 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995 de 24 de marzo, quedando redactado del siguiente modo:

“b) A la promoción y formación profesional en el trabajo, incluida la dirigida a su adaptación a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo, así como al desarrollo de planes y acciones formativas tendentes a favorecer su mayor empleabilidad.”

También ese artículo, el 2, incorpora en su punto 3 una modificación de dicha Ley del Estatuto en este sentido:

“1. El trabajador tendrá derecho:

a) Al disfrute de los permisos necesarios para concurrir a exámenes, así como a una preferencia a elegir turno de trabajo, si tal es el régimen instaurado en la empresa, cuando curse con regularidad estudios para la obtención de un título académico o profesional.

b) A la adaptación de la jornada ordinaria de trabajo para la asistencia a cursos de formación profesional.

c) A la concesión de los permisos oportunos de formación o perfeccionamiento profesional con reserva del puesto de trabajo.

d) A la formación necesaria para su adaptación a las modificaciones operadas en el puesto de trabajo. La misma correrá a cargo de la empresa, sin perjuicio de la posibilidad de obtener a tal efecto los créditos destinados a la formación. El tiempo destinado a la formación se considerará en todo caso tiempo de trabajo efectivo.

2. En la negociación colectiva se pactarán los términos del ejercicio de estos derechos, que se acomodarán a criterios y sistemas que garanticen la ausencia de discriminación directa o indirecta entre trabajadores de uno y otro sexo.

3. Los trabajadores con al menos un año de antigüedad en la empresa tienen derecho a un permiso retribuido de 20 horas anuales de formación vinculada al puesto de trabajo acumulables por un periodo de hasta tres años. La concreción del disfrute del permiso se fijará de mutuo acuerdo entre trabajador y empresario.”

Finalmente y para cerrar lo que a formación se refiere en el artículo 2, el punto 5, añade un apartado al artículo 26 de la Ley 56/2003, de 16 de diciembre, de empleo:

“10. La formación recibida por el trabajador a lo largo de su carrera profesional, de acuerdo con el Catálogo de Cualificaciones Profesionales, se inscribirá en una cuenta de formación, asociada al número de afiliación a la Seguridad Social.

Los Servicios Públicos de Empleo efectuarán las anotaciones correspondientes en las condiciones que se establezcan reglamentariamente.”

La ley desarrolla, entre otras cuestiones, la del teletrabajo o trabajo a distancia y también incluye para esta modalidad, especificaciones relacionadas con la formación. Así, en el artículo 6, punto 3, especifica que: “El empresario deberá establecer los medios necesarios para asegurar el acceso efectivo de estos trabajadores a la formación profesional continua, a fin de favorecer su promoción profesional”.

Para acabar, el texto de la nueva ley incluye dos disposiciones finales, la segunda y la tercera, referidas también a la formación:

“Disposición final segunda. Cuenta de formación.

El Gobierno desarrollará reglamentariamente la cuenta de formación prevista en el apartado 10 del artículo 26 de la Ley 56/2003, de 16 de diciembre, de Empleo.

Disposición final tercera. Cheque formación.

El Gobierno, previa consulta con los interlocutores sociales, evaluará la conveniencia de crear un cheque formación destinado a financiar el derecho individual a la formación de los trabajadores.”

Formarse para diferenciarse, diferenciarse para competir

Una realidad económica en mutación constante como la actual está pidiendo a gritos un cambio de paradigmas en la gestión. Y no sólo empresarial, sino también de la carrera profesional. Este es, en síntesis, el mensaje que traslada el gurú del marketing, Seth Godin, en su última obra, “Poke the Box”.

Para Godin, esta no es una recesión económica más, sino larecesión eterna, al menos para Occidente. Según su teoría, el sistema de producción manufacturera iniciado en la segunda revolución industrial en Europa y Estados Unidos y que culminó durante el siglo XX en ambos continentes y parte de Oriente, habría llegado a su fin y se estaría dando paso a un modelo diferente en el que lo importante es la aportación de valor añadido. No es una teoría totalmente nueva, obviamente, pero sí lo es su traslación a la carrera profesional y cómo se ha entendido hasta el momento.

Hasta hace poco, existía el convencimiento de que una formación específica llevaría a una persona a obtener un puesto de trabajo determinado, que a su vez le concedería una situación económica estable. Esto era especialmente cierto si se aplicaba a profesiones relacionadas con la producción manufacturera. Hoy en día, sin embargo este tipo de producción ha pasado a un segundo plano en la escala de generación de valor, siendo reemplazada por otro tipo de bienes como los servicios y el trabajo intelectual. Al mismo tiempo, los habitantes de países en vías de desarrollo están dispuestos a trabajar en ese tipo de producción a un coste muy inferior al de quienes habitan el primer mundo, por lo que estos no pueden competir con los primeros en el ejercicio de esas tareas.

Por todo ello, se impuso desde hace décadas la necesidad de formar profesionales capaces de generar y gestionar servicios. Y aunque se cubrió parcialmente ese objetivo quedó pendiente una tarea: concienciar a esos profesionales de que además deberían autogestionar su trabajo, y no esperar a que empresas u organizaciones lo crearan para ocuparles. Y esta es la clave desarrollada por Seth Godin: ha llegado el momento de apostar por la autogestión de la carrera profesional, lo que empieza asumiendo que es necesario formarse continuamente y adaptarse a las circunstancias (mercado en definitiva).

Más que nunca, será necesario nullpara obtener trabajo y beneficios. Quienes estén familiarizados con la gestión comercial y empresarial, encontrarán fácilmente la analogía con la gestión empresarial. Y es que efectivamente, la lectura puede hacerse en múltiples sentidos: lo que vale para la empresa, vale para el individuo y viceversa. He ahí la mayor muestra del cambio de paradigma propuesto por Godin.

Epílogo: en un giro más en el cambio de paradigma su libro sólo puede adquirirse a través de un sistema de venta de libros puesto en marcha por Godin en alianza con Amazon, The domino project. No podrá decirse de Godin que no predica con el ejemplo…


6 consejos para superar el síndrome posvacacional

6 de cada 10 trabajadores sufren estrés a la vuelta de vacaciones y algunos, un 16%, dicen no superarlo hasta pasada una semana, al menos. Son datos de una encuesta divulgada recientemente por Randstad, que reflejan una circunstancia que se repite año tras año: la tensión que sienten los profesionales al regresar a su rutina diaria y enfrentarse a su trabajo.

Sin duda, el efecto crisis ha hecho mella en esta situación, de hecho, este año la proporción ha aumentado en un 4% respecto al pasado año. Sin embargo, no todo está perdido y existen múltiples formas de aliviar dicho síndrome. Una buena dosis de sentido común y otra de vida sana ayudarán a conseguir ese objetivo, mientras tanto aquí van algunos consejos:

trate de incorporarse al trabajo un miércoles o un jueves; esto le permitirá afrontar esos primeros días con menos tensión ya que en apenas unos días tendrá un descanso de fin de semana. Además de esta forma puede empezar a programar la semana entrante y enfrentarse a sus objetivos con más entereza;

reorganice su trabajo poniendo negro sobre blanco: objetivos, tareas y prioridades. Como decíamos en el anterior artículo, le ayudará a centrarse y psicológicamente le ofrecerá un considerable alivio;

cuide su dieta, aligerándola y equilibrándola con más verdura y frutas y menos carne; aún se mantienen temperaturas estivales, con lo cual conviene no sobrecargarse con comidas más propias del invierno. Su estómago lo agredecerá, al igual que su cintura y su estado general;

haga ejercicio: salga a caminar después de su horario laboral o incluso después de cenar, encuentre un hueco, aunque sólo sea de media hora, para practicar ejercicio, aliviar la mente y destensar el cuerpo;

trate de dormir más horas de las habituales: si sigue los consejos anteriores, le será más fácil relajarse y poder conciliar un sueño reparador. Aprovéchelo para dormir durante más horas. Esto le permitirá levantarse más despejado y descansado, con fuerzas para afrontar con ánimo la jornada laboral;

trate de formar una actitud positiva, buscando la parte más positiva de su realidad: el hecho de tener trabajo, la relación con los compañeros o equipos, la consecución de metas y objetivos profesionales, son circunstancias dignas de agradecer. Piense que el trabajo puede ayudarle a conseguir sus objetivos personales, sea porque le realiza, admitamos que no siempre ocurre, o porque es un medio para alcanzar otras metas;

Si finalmente, no lo ve claro o le afecta seriamente a la salud, no dude en acudir a un especialista. A veces, los cambios de ritmo o una simple descompensación alimenticia pueden propiciar episodios de estrés que en manos de un médico son fácilmente afrontables. ¿Listo para empezar?


 

 

Aprovechar la vuelta al trabajo para reorganizarse

Las vacaciones marcan un hito, un antes y un después en el año laboral. De alguna forma, psicológicamente, marcamos una barrera que nos lleva a pensar en términos de “curso”, al igual que un estudiante, en lugar de en años, como sucede inevitablemente en áreas como la fiscal o comercial, por ejemplo. Por lo tanto, marcamos un principio de etapa. Además, la vuelta del descanso estival  suele acarrear cierto estrés: los horarios, las tareas, etc, no se asimilan tan rápido como exige el ritmo de trabajo y el desfase entre ritmo vital y requerimientos profesionales generan conflictos motivacionales, de organización y finalmente de tensión psicológica.

Por todo ello es un buen momento para detenerse un instante y planificar la vuelta al trabajo. Poner negro sobre blanco en el organigrama de trabajo, desde las tareas periódicas, hasta los objetivos y acciones globales nos ayudará en varios frentes.

Primero nos ayudará a reordenar la cabeza (gestión) sin perder los pies (tensión), lo cual nos liberará de la estresante situación de encontrarse con todas nuestras tareas de golpe, como envueltas en una insondable madeja. Establecer prioridades por importancia y urgencia se aventura fundamental y nos permitirá establecer un orden lógico para su ejecución.

En segundo lugar será útil para volver a sentir que tenemos el control sobre nuestras tareas sin perder de vista los objetivos a medio y largo plazo justo antes del inicio del cuarto trimestre, y enfocar así el final de año ordenadamente.

En tercer lugar, al clarificar el trabajo se encuentran a menudo nuevos modos de hacer. Con la mente renovada tras las vacaciones es fácil que detectemos nuevos caminos donde antes solo veíamos una ruta. Es decir, nos ayudará a optimizar nuestro tiempo y reorganizar algunas tareas, probando alternativas en la metodología o la organización productiva.

Finalmente, un esquema claro de trabajo nos ayudará a realizar la planificación diaria, más aconsejable que nunca por los mismos motivos mencionados. Es decir, si normalmente es una práctica recomendable empezar la jornada marcando tareas y prioridades, hacerlo ahora se aventura como casi necesario.

Aunque la urgencia nos reclame, impidiéndonos parar un segundo a pensar, es importante hacerlo y vencer ese primer miedo que nos impulsa a hacerlo todo de golpe … nuestra mente lo agradecerá y nuestra productividad también. Se impone además como una práctica recomendable no sólo para cada profesional, sino a modo departamental, especialmente desde Recursos Humanos, ayudando así a nuestros equipos a organizarse mejor, optimizar el tiempo y mejorando en definitiva la gestión del trabajo.

Madre y trabajadora, una mirada en corto

Este año y sin que sirva de precedente hasta el 2034, según el calendario lunar, coinciden el 1º de mayo, día del trabajador, y el primer domingo de ese mes, fecha en la que en España se celebra el día de la madre. De modo que no podíamos dejar escapar la ocasión para celebrar desde aquí ambos días en sintonía.

Desde que la mujer se incorporó de pleno derecho al mundo laboral se ha avanzado considerablemente en las leyes a favor de la conciliación y de protección de la maternidad. Sin embargo, aún queda por recorrer ya que la realidad es tozuda y no se pueden cambiar de un plumazo miles de años de un orden social determinado, prejuicios y hábitos adquiridos.

Y como muestra del día a día de la madre trabajadora, baste un botón, un pequeño corto presentado en 2010 en el Festival Cine y Trabajo, sección paralela del Festival Aragonés Cine y Mujer. A través del mismo puede entenderse, de un modo rápido, los retos a los que se enfrenta la mujer que además de trabajo, tiene familia y viceversa: horarios, desarrollo profesional, jefes, equipos, niños, horarios, niños, horarios … ¡Feliz día de la madre!